Descubrimiento de las Islas Galápagos - 10 de marzo 1535

Descubrimiento de las Islas Galápagos, El archipiélago de las Islas Galápagos se encuentra en el océano Pacífico, a una distancia de 972 km de la costa de Ecuador. Está compuesto por trece islas grandes con una superficie superior a 10 km², nueve islas medianas con una superficie de 1 km² a 10 km², así como 107 islotes de tamaño pequeño y promontorios rocosos de pocos metros cuadrados, dispersos alrededor de la línea ecuatorial.

Estas islas se formaron hace aproximadamente 5 millones de años como resultado de la actividad tectónica en el lecho marino. Son consideradas muy jóvenes en términos geológicos. De la misma manera, el archipiélago es uno de los grupos volcánicos más activos del mundo. Muchas de las islas son en realidad las cimas de volcanes y muestran un avanzado proceso de erosión. Islas como Baltra y North Seymour emergieron del océano debido a una intensa actividad tectónica.

Descubrimiento de las Islas Galápagos - 10 de marzo 1535
Índice
  1. El descubrimiento del archipiélago
  2. Segunda visita
    1. Siglos XVII y XVIII
  3. Fuente

El descubrimiento del archipiélago

El primer individuo en llegar a Galápagos fue el Obispo Tomás de Berlanga, quien navegaba cerca de la costa de Centroamérica en una misión apostólica en febrero de 1535. Su embarcación quedó inmovilizada debido a la falta de vientos, y la Corriente de Panamá la empujó hacia el sur, llevándola a estas islas misteriosas que aparentemente no tenían ningún atractivo. En una carta dirigida al Emperador Carlos V, escribió: "Las aves de estas islas son tan torpes que no saben volar". Las islas fueron oficialmente descubiertas en marzo de 1535.

Finalmente, la embarcación en la que viajaba el Obispo regresó al continente cuando llegaron las primeras brisas. El descubrimiento de las islas se informó en España, pero no se hizo ningún intento de colonizarlas debido al informe desfavorable proporcionado por Berlanga. De todas formas, los seres humanos, que llegaron hace menos de 500 años, son una de las especies más recientes que habitan el archipiélago.

Segunda visita

Después de los tiempos de Colón y Magallanes, los navegantes dudaban de la existencia de un grupo de islas entre América y Oceanía, por lo que las llamaban "Las Encantadas", como si fueran un espejismo. No se les puede culpar por ello. A veces, las Galápagos se vuelven invisibles, casi una ilusión a corta distancia, especialmente bajo el velo de niebla matutina. Las aguas que rodean las islas son sorprendentemente frías para estar en una zona tropical. Esto resulta en una fina llovizna cuando el aire frío se mezcla con el aire cálido. De esta manera, una niebla temprana puede confundirnos sobre lo que hay más adelante.

Luego, en 1570, un cartógrafo flamenco publicó un mapa del Nuevo Mundo español que se distribuyó en el Caribe y por primera vez identificó el archipiélago con el nombre poco inspirador de "Las Galápagos" (Islas Tortugas Gigantes). En el siglo XV, los corsarios utilizaron este mapa como guía durante sus incursiones a lo largo de la costa del Pacífico.

Siglos XVII y XVIII

Durante los siglos XVII y XVIII, los astutos piratas encontraron en las Islas Galápagos un refugio seguro para esconderse, reparar sus barcos, trazar mapas para futuras incursiones y abastecerse de carne fresca, llevándose miles de tortugas. Evidentemente, no dejaron ningún tesoro escondido y, finalmente, decidieron que un viaje al Caribe sería más rentable.

Las flotas balleneras llegaron al archipiélago a finales del siglo XVIII y lo establecieron como su base de operaciones, pero al cabo de unos años llegaron a la misma conclusión de que las ventajas no compensaban los difíciles tiempos de viaje. El primer grupo humano que tuvo un impacto desastroso en las islas fue el de los balleneros, quienes introdujeron animales domésticos y cazaron y robaron miles de tortugas gigantes. Estos hechos han llevado a una importante campaña de conservación en Galápagos.

Finalmente, las Galápagos no fueron apreciadas en su totalidad hasta 1832. Siguiendo las órdenes del general José de Villamil, el coronel ecuatoriano Ignacio Hernández erigió la bandera nacional en la isla Floreana el 12 de febrero y declaró suyo el archipiélago, rebautizándolo como Archipiélago de Colón. La mayoría de las islas recibieron nombres españoles en 1892, unos 60 años después, todos ellos relacionados con el descubrimiento de América.

TE PUEDE GUSTAR

La Revolución Marcista - 6 de marzo de 1845

4 Enfermedades más comunes en los Docentes – podrías ser Tú

Conoce la Aportación de la Psicología a la Labor del Docente

Fuente

Ministerio de Turismo. (s.f.). Aniversario de descubrimiento: Las Islas Galápagos, un lugar para disfrutarlo con un guía experimentado. Recuperado de: https://www.turismo.gob.ec/las-islas-galapagos-cumplen-hoy-480-anos-de-ser-descubiertas/

Wikipedia. (s.f.). Historia de las Islas Galápagos. Recuperado de: https://es.wikipedia.org/wiki/Historia_de_las_Islas_Gal%C3%A1pagos